Skip to content

Cómo leer para vivir mejor

En De Los Mayores (DLM) nos preocupamos de nuestra salud, autocrecimiento, automotivación, y de las relaciones con los demás.

Creemos muy importante que jóvenes, niños y adultos en nuestro entorno puedan mejorar las suyas para enriquecernos mutuamente, porque la LECTURA nos abre el camino hacia esa personal y social mejora.

Así pues, a continuación tienes acceso al contenido íntegro de esta conferencia que fue impartida el pasado 24 de junio gracias a la Biblioteca de Daroca (Zaragoza), en el espacio arqueológico de esta misma localidad, y con el apoyo de su mismo Ayuntamiento.

¡Y no olvides mirar las referencias de las notas que proporcionamos a pie de texto para tener más datos!

Un momento de la conferencia impartida el pasado 24 de junio

LEER PARA VIVIR MEJOR. CÓMO DESARROLLAR HÁBITOS DE LECTURA

¿Por qué hablar de la lectura y sus ventajas y desafíos? Porque todo es lectura alrededor nuestro. Todos hemos leído antes de venir aquí muchas cosas: notas, periódicos, letreros, postules, WhatsApp, recetas…ahora mismo, yo leo un esquema para desarrollar esta conferencia. Y darle sentido a esta actividad mental es darle la importancia que tiene a un acto de reorganización de nuestra mente. La lectura está en todas partes, es hora de que examinemos algo tan cotidiano y tan practico y nos beneficiemos de su estudio.

Porque leer es comunicarnos, conectarnos con el mundo ideal o real que nos rodea. Sin leer seriamos pobres en imaginación. Leer nos hace sentirnos pertenecientes a un mundo, a una cultura, reconocernos en los demás, ocupar un lugar en relación con otros.

Porque es la piedra angular de la adquisición de conocimientos y de nuestra imaginación. Una de las mayores y mejores habilidades que adquirimos, y que nos permite conocer el mundo e interpretar la realidad. Todos nosotros leemos y todos leemos desde niños, es uno de los primeros aprendizajes del niño en casa y la escuela. Desde pequeños, interpretamos signos y los convertimos en silabas, palabras y luego en relatos e imaginación. Aprendemos obligadamente, entre libros de texto, de juegos, de lectura, de todas clases…y recordamos quién y cómo nos leía nuestros primeros cuentos.

Porque no solo nos dirigimos a las personas que leen y quieren potenciar su hábito o descubrir nuevas fórmulas y ventajas de la lectura, sino también a ese “más de un 35% de la población española”, un 35,6 % que no lee nunca, después de abandonar los estudios obligatorios o escogidos.[1]

Porque la lectura cuida de nuestra mente. Así como cuidamos de nuestro cuerpo todos los días (limpieza, descanso, ejercicio físico, cuidados. La lectura nos enseña a hacer lo mismo con nuestra mente.

Cuando me refiero a la lectura me refiero a:

…cualquier clase de lectura: de entretenimiento, ficción, ensayo, poesía, tratados, comics.

…cualquier forma de lectura: audiolibros, en soporte físico de papel o en soporte digital, en bibliotecas, prestados o comprados, en lectura abierta y compartida, en privado.

…cualquier clase de lector: diario, semanal, mensual u ocasional; joven o mayor, existen muchos tipos de lectores, desde los escolares o jóvenes que disfrutan leer fantasía y ciencia ficción hasta los estudiantes universitarios que deben prepararse con sus apuntes, tratados y textos de cientos de páginas para sus exámenes. Desde los que están en casa amateurs hasta los avezados lectores que incluso utilizan métodos de lectura rápida.

La lectura siempre tiene un objetivo o un destino: investigar, estudiar, divertirse, aprender. Cuando abrimos un libro ponemos en marcha los efectos positivos que genera. 

Voy a explicar esos efectos, de la forma más comprensible posible, para que seamos conscientes de la importancia de iniciarnos o iniciar a nuestros hijos y conocidos en la lectura, o de continuar ese saludable habito, si ya lo tenemos [2].

La primera parte de la conferencia va dirigida a explorar los efectos que opera la lectura en nosotros, que son insustituibles y únicos y se refieren a varios ámbitos de desarrollo:

1. El desarrollo neuronal.

2. El desarrollo intelectual.

3. El desarrollo emocional.

4. El desarrollo personal-profesional.

5. El desarrollo social.

La segunda parte recoge los hábitos, medios y libros que se leen actualmente; consejos y apuntes para iniciar a niños, jóvenes y adultos en el hábito de la lectura. Y unos apuntes sobre mi experiencia personal.

LA LECTURA Y EL DESARROLLO NEURONAL.

“Aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida”. Mario Vargas Llosa.

“El hombre, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”. Santiago Ramon y Cajal, aragonés, Premio Nobel,1906.

“Como lo indica el trabajo en neurociencias, la adquisición de la alfabetización requirió un nuevo circuito en el cerebro de nuestra especie hace más de 6.000 años. Ese circuito evolucionó de un mecanismo muy simple para decodificar información básica, como el número de cabras en el rebaño, hasta el cerebro de lectura actual, altamente elaborado». Marianne Wolf.

El primer beneficio es el desarrollo neuronal.

Lo primero que llama la atención es  saber que nuestro cerebro es muy anterior a la lectura y no tenemos ningún órgano especifico dedicado a ella.

El cerebro humano no está genéticamente “diseñado” para leer.

Lo que hoy entendemos como la lectura surgió hace “sólo” unos 6.000 años. Pero nuestro cerebro, en su forma ya expandida, comenzó muchísimo antes, hace medio millón de años aproximadamente. Hace 150000 años que los seres humanos más anatómicamente parecidos a nosotros poblaron la Tierra. Tampoco hay un área cerebral dedicada específicamente a la lectura.

Dicho de otra manera, no tenemos genes para leer y para escribir y usamos unos circuitos neuronales que ya existían.

Por ejemplo para distinguir detalles de las caras de los amigos y enemigos,  contar animales o calcular distancias hasta nuestras cuevas.

Pero lo que sí tiene el cerebro -y esto es un “milagro” de nuestra naturaleza y del resto del sistema nervioso-, para nuestra fortuna, es neuroplasticidad, es decir “la capacidad para adaptarse mediante cambios en las sinapsis, funciones y estructuras cerebrales al paso de los años, al entorno cambiante o a la información que recibe”.

Cuando aprendemos a leer nuestro cerebro efectúa una especie de realineamiento. Zonas que evolucionaron para el reconocimiento de objetos complejos, como las caras, se encargan de traducir las letras en lenguaje y algunas regiones de nuestro sistema visual se transforman en interfaces entre el sistema visual y el sistema de lenguaje.

Y así, la lectura influye en nuestro desarrollo neuronal. Gracias a esa capacidad, las neuronas cuya función original era percibir y descifrar caras y objetos elementales, van a aprender a interpretar letras y palabras, y con el tiempo, van a llegar incluso a automatizar esas acciones, creando un sistema de aprendizaje y comunicación completo y nuevo que es la lectura.

Además, la neuroplasticidad no se limita a ese periodo. Así como el organismo sigue produciendo neuronas nuevas durante toda la vida -y no solo durante los primeros años, como se pensaba hasta hace no mucho-, también la neuroplasticidad tiene lugar en diferentes etapas del ciclo vital.

Ponemos en marcha un mecanismo regenerador que ya no parará, si lo cuidamos.

 Todo ello ha sido comprobado en los experimentos científicos llevados a cabo, entre otros, por el neurocientífico español Manuel Carreiras. Con la medición de las zonas cerebrales a personas no alfabetizadas, antes y después de su alfabetización, se comprobó en la investigación, que la lectura ayudaba a construir redes neuronales más firmes. Eso incrementaba la concentración de materia gris, que es la que comunica los dos hemisferios cerebrales.

Así, el cerebro, en varios sentidos, funciona como un músculo: se entrena. La complejidad de los procesos que desencadena la lectura le mantiene en forma, activa su riego sanguíneo y la nueva creación de neuronas. Mejora la memoria y desarrolla nuestra imaginación. Por eso la lectura es una de las herramientas más valiosas que existen para ese entrenamiento. El cerebro de alguien que lee durante su vida, tiene más probabilidades de mantenerse en mejor estado, y más tiempo, que el de la persona que no lee. Las personas que leen tienen un sistema neuronal más desarrollado que el resto. Y unas capacidades cerebrales mejores

Si además leemos en voz alta, nos ayuda a desarrollar la capacidad de atención y la creatividad e incrementan la serotonina, la oxitocina y la dopamina, esos neurotransmisores que propician mayor bienestar.

Algunos estudios aseveran que seis meses de lectura pueden cambiar las estructuras más profundas de nuestro cerebro.

Importante para los mayores: (DLM) Leer es un instrumento a favor del  envejecimiento activo, mejora la calidad de vida, evita el deterioro cognitivo y las enfermedades cerebrales El hecho de desarrollar una labor cerebral tan compleja como es la lectura supone:  dominio del lenguaje,  habilidad para descifrar los símbolos gráficos y capacidad para construir imágenes en torno a ellos. Cuando leemos habitualmente ejercitamos la memoria y retrasamos o evitamos los síntomas del Alzheimer. Para un mejor sistema cerebral la recomendación ideal es leer y/o aprender una segunda lengua.

Importante para los niños: [3] Según Arocha Mariño, cada vez que un niño lee, o alguien le lee en voz alta, la serotonina, la dopamina, y la oxitocina se activan. Cuanto más temprana es la edad del lector, la activación de estos tres neuromoduladores cerebrales es más potente. Entre los procesos conductuales que modula la serotonina y que se activa con la lectura está la atención de los niños. Se ha comprobado que a los bebes de ocho meses, cuando les leen un texto corto y en voz alta, el tono literario les atrapa enseguida, y prestan su atención al lector y al libro.  Leer a los niños -sostiene Arocha- los pone a imaginar mundos que están más allá de lo que ven en su vida cotidiana. “La lectura los atrapa porque su cerebro está incorporando situaciones novedosas en su sistema”.

2. LA LECTURA Y EL DESARROLLO INTELECTUAL [4]

“La lectura es para la mente lo que el ejercicio es para el cuerpo”, Joseph Addisson.

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”, Emily Dickinson.

 “Lo que lees cuando no tienes que hacerlo determina lo que serás cuando no puedas evitarlo.” Oscar Wilde.

El efecto sobre el desarrollo intelectual es mucho más conocido entre los lectores. La lectura ayuda a que se produzca el desenvolvimiento de la percepción y del pensamiento por una parte y de todas las áreas cognitivas personales como son la lingüística, la intuitiva, imitativa o asociativa por otra. Como hemos visto ya, la lectura es fundamental en el proceso de aprendizaje integral de todas las personas, favorece el desarrollo general desde niños

Se ha comprobado que, una vez que se aprende a leer y se va afianzando el hábito de la lectura, las personas empiezan a desarrollar una serie de beneficios intelectuales y cognitivos, algunos de los cuales mencionamos a continuación:

1. La lectura ayuda a la comprensión de textos, mejora la gramática, el vocabulario y la escritura de las personas.

2. La lectura ayuda a aumentar la curiosidad y el conocimiento sobre determinados temas. La lectura es pasatiempo y muy buena vía contra el aburrimiento. Es nuestra ayuda para explorar nuevos mundos y mejora la imaginación de las personas.

3. La lectura aporta la capacidad del pensamiento analítico y crítico y la confianza a la hora de hablar. Estimula la capacidad de razonamiento. Así como la memorística

4 La lectura favorece la concentración y previene el estrés. Con seis minutos de lectura reducimos el estrés un 60%. Se calma el ritmo del corazón, alivia la tensión muscular y modifica el estado anímico.

5. La lectura crea vínculos y ayuda a conectar conversación con otras personas por afinidad de lecturas, emociones y conocimientos. El 63% de los lectores afirma que tiene una salud mental muy buena o excelente.

3. LA LECTURA Y EL DESARROLLO EMOCIONAL.

“Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos, es Dios quien habla con nosotros”. San Agustín.

“Los grandes libros ayudan a entender, y ayudan a sentirse comprendido” John Green.

La lectura es un acto de creación permanente”. Daniel Pennac.

La lectura va mucho más allá del descifrado de letras. Además de interpretar su significado, ese trabajo nos ayuda a crear redes neuronales, y esas redes neuronales optimizan nuestro entorno emocional

Tomando como definición de inteligencia emocional la de Daniel Goleman [5] y otros: Es un “tipo de inteligencia social que permite a las personas manejar sus propias emociones y las de los demás, discriminarlas y usar y comprender esta información emocional para dirigir sus pensamientos y conductas.

¿Cuáles son los ingredientes de la inteligencia emocional?

Para disfrutarla es esencial desenvolverse en sus cinco componentes :el autocontrol, el autoconocimiento, la automotivación, la empatía y las habilidades sociales. Pues bien: la lectura potencia estos cinco componentes.

La lectura aumenta de forma indirecta estas cinco aptitudes, a través de la empatía y la inferencia social. Ponerse en lugar de los personajes del libro, nos ayuda a comprender mejor a otras personas, que pueden ser diferentes a nosotros. Si en una librería o centro de lectura cualquiera optamos por escoger un libro de novela, ficción, poesía, drama, y su argumento nos atrae, desplegamos una conexión con su trama, nos ponemos en el lugar de sus personajes y situaciones, nos ponemos en su situación y ocupamos su mundo, desprendemos empatía y ponemos en marcha todos los componentes de la inteligencia emocional.

Lo mismo ocurre, pero de forma directa y causal. Incrementamos nuestra inteligencia emocional si, en el mismo Centro de Lectura o Librería, nos dirigimos a la sección de psicología, psiquiatría, autoconocimiento o autoayuda de la librería. Aunque no es tan extensa como la sección de novelas, encontraremos muchos libros dedicados al desarrollo de habilidades, capacidades o actitudes personales, y entre ellas la inteligencia emocional. Estos libros, a veces con historietas cortas y personajes muy significados, nos narran situaciones para enseñar a desenvolvernos en la vida, a través de los aprendizajes de la inteligencia emocional.

Leer se traduce en comportamientos mas compasivos, mas comprensivos y abiertos a los demás. Los lectores son porcentualmente más miembros del voluntariado, donantes de tiempo o bienes, cuidados y ayuda, que los no lectores. Las mujeres lectoras amplían su conciencia y habilidad para percibir las emocione, consiguen mayor aptitud en las relaciones interpersonales y de interacción social. Los hombres más tolerancia al estrés, más control de impulsos,  y demuestran más  seguridad e independencia personal.

Aunque cualquier lectura puede ser útil para una correcta gestión emocional, lo cierto es que, si optamos por ciertas obras, podemos enfocar mejor esas lecturas para que su inteligencia emocional crezca en un sentido sensato.

Lecturas de gestión emocional para niños: recordemos los cuentos y fabulas con moraleja, en cierta forma, filosófica. En los libros infantiles las historias narran experiencias de sus personajes que facilitan que los niños puedan interpretar sus emociones a través de las mismas. A raíz de dicha experiencia, los protagonistas reciben interesantes enseñanzas prácticas para la gestión de sus sentimientos. Los cuentos y las obras especializadas en aprendizajes emocionales para niños y jóvenes, en psicología para los pequeños, permiten que aprendan a potenciar sus habilidades personales y aprenden a canalizar sus sentimientos. Esto es muy importante en etapas como las de la adolescencia o la niñez más adolescente. Las enseñanzas que van aprendiendo pasan a ser parte se su imaginario y son modelos de crecimiento.

Estas mismas lecturas también están adaptadas a los adolescentes, ya que en esa etapa los jóvenes pueden sentirse algo perdidos mientras dejan atrás su identidad de niños en el paso de la infancia a la madurez adulta. Es una fase vital en que los chicos han de aprender a entender y potenciar sus emociones e inteligencia emocional. Así se forman en valores, tienen inteligencia emocional, y desarrollan con la lectura toda la fuente de autonomía, responsabilidad y madurez que se desea en ellos. En 2017, un estudio de la Asociación Americana de Psiquiatría indicaba que leer Harry Potter aumenta la inteligencia emocional. Específicamente, incrementando la apertura de mente y disminuyendo los prejuicios hacia las minorías.

Otro estudio, publicado en la revista Science (2013), llegaba a la conclusión de que leer ciencia ficción ayuda al desarrollo de la mente.

La lectura -ya no solo de esta saga, sino de muchos otros libros- parece ayudar al desarrollo emocional. Y este desarrollo emocional, a su vez, suele predecir el éxito personal, social y laboral,

4. LA LECTURA Y EL DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

“El libro es fuerza, es valor, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor”. Rubén Darío.

“En algún lugar de un libro hay una frase esperándonos, para darle un sentido a nuestra existencia”. Miguel de Cervantes Saavedra.

La lectura es clave para el desarrollo personal y profesional La lectura es clave, y paso importante, para el éxito personal y profesional, Algunas de las razones son comunes a los epígrafes anteriores, ya señalados. Otras, especificas, y que detallamos ahora por tener una influencia directa a la hora de que triunfemos como personas y/o como profesionales, son:

1.- Aumenta nuestra curiosidad y conocimiento, la inspiración y la creación de ideas. Incrementa el sentido crítico: Independientemente del estilo de lectura que se escoja, al desarrollar el hábito de leer se incrementa la capacidad de análisis y de generar opiniones respecto a un tema específico. Lo que se traduce en opiniones mejores argumentadas, sin las influencias de otros individuos.

2.- Nos mantiene informados. Y alimenta nuestra memoria e influye positivamente en el desarrollo de la inteligencia. Esto se debe a que en la lectura hay un doble trabajo. En primer lugar, el desciframiento del texto, de sus signos, de sus jeroglíficos y, en segundo, la interpretación de su significado; estimulando de este modo los procesos mentales y la actividad cerebral. Lo que significa que hay un impacto positivo generalizado en la memoria y en la inteligencia del individuo. Si es en la infancia, la iniciación a la lectura enriquece gradualmente todo su mundo afectivo, familiar y social.

3.- Ejercita nuestro cerebro: despierta vías neuronales, activa la memoria. Nos hace recordar, conocer y aprender. Nos permite concentrarnos, desconectados del entorno, el sujeto se abre y se centra en lo que lee y se cierra a los elementos que distraen o estresan, externos e internos (como el teléfono, televisión, pensamientos inadecuados). Permite la relajación, el descanso e incluso es capaz de reducir el estrés.

4.- Nos abre nuevos mundos, nos deja conocer, descubrir y explorar los textos, las ideas de otros. Aumenta nuestro dominio del lenguaje, con lo que esto puede suponer para nuestro éxito personal y profesional. A través de la mejora del lenguaje, de la gramática, de la capacidad expresiva. Permite conocer nuevas palabras y terminologías que enriquecen el habla y escritura, lo cual permitirá tener una mejor oratoria y mayor confianza al momento de expresarse. También mejora nuestra escritura Leer mejora significativamente la ortografía debido a que se puede identificar visualmente el uso correcto de signos de puntuación, acentuaciones y gramática en general. Y mejora nuestro poder de convencer: La lectura dota de nuevos conocimientos, lo cual implica que el lector tendrá una buena base de argumentos para sus intervenciones que le ayudarán a persuadir a la audiencia de forma exitosa, respecto a un tema en específico el cual domine.  La actividad lectora proporciona una importante oportunidad de crecimiento personal.

5.- Nos permite conocernos mejor a nosotros mismos. Y comunicarnos con los demás. Además de compartir, tener sentido de comunidad, crecer como personas. Y mejorar nuestra salud, previniendo la demencia `puesto que la lectura ayuda a mantener un cerebro activo y sano, favoreciendo el preservar las funciones cognitivas

6.- Mejora la creatividad Hace que podamos investigar sobre los temas que más nos interesan, amplia nuestros conocimientos. Con la lectura se activan una serie de procesos mentales complejos que no se dan con otras actividades. Al leer, las palabras van cobrando vida en la mente del lector movilizando la creatividad y acrecentando la imaginación. Mejora el proceso creativo Nuestra cultura se incrementa, y esto se traduce en nuestro trabajo.

La lectura debería ser un hábito imprescindible para el crecimiento personal y profesional de cada uno de nosotros.  Marca e influye en nuestra forma de ser. La necesitamos para nuestras profesiones o hobbies, la construcción, la educación, la técnica, las profesiones manuales, la medicina.

5. LA LECTURA Y EL DESARROLLO SOCIAL.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Miguel de Cervantes Saavedra.

“Cada vez que se lee un buen libro, en algún lugar del mundo se abre una puerta para que dé más luz”. Vera Nazarian.

“Leemos para saber que no estamos solos”. William Nicholson.

Hay un claro aspecto social en el desarrollo de la lectura.  Promoviendo la lectura como motor del desarrollo social nos estamos acercando a la igualdad social. El acceso a la lectura es un fenómeno social; el acceso a los libros, a las bibliotecas, se ha convertido en algo familiar, casi universal, que nos iguala y nos estimula por igual. Las sociedades europeas han considerado una prioridad en sus objetivos de apoyo a la cultura.

Los diferentes planes sociales de apoyo a la Lectura como motor de impulso social y cultural permiten la cooperación con el sector del libro como agente económico, de empleo y de creación literaria. Asimismo consigue difundir todo el bagaje y patrimonio bibliográfico de la sociedad entre los lectores. Pone en contacto los dos sectores:

El sector económico y productor de lectura: los gremios de libreros, asociaciones, bibliotecas, ilustradores, escritores, distribuidores.

El sector lector que es beneficiado por estos estímulos sociales.

En el documento de la Unesco “Hacia las Sociedades del Conocimiento” (Unesco, 2005) se plantea que a partir de una sociedad tan tecnologizada como la que vivimos, la lectura debe ser elemento omnipresente e indispensable para la vida cotidiana y el ejercicio de la ciudadanía.

Leer nos vuelve más tolerantes y respetuosos con las diferencias de los demás, nos ayuda a observar la sociedad desde un nuevo punto de vista mucho más objetivo, alejándonos de prejuicios e ideas contradictorias a la realidad. Las sociedades democráticas en que vivimos exigen cada vez más ciudadanos pensantes y abiertos de ideas.

Si hacemos de la lectura un hábito permanente nos hacemos dueños de nuestro destino y papel en la sociedad. Leer y comprender es el desafío que nos convierte en seres humanos críticos en una sociedad de tecnologías. Pues en una sociedad tan tecnologizada, no leer nos convierte en excluidos cultural política y económicamente.

La lectura es el arma desarmada de la comprensión frente al bombardeo tecnológico excluyente.

6. MEDIOS DE LECTURA. LOS LIBROS QUE LEEMOS. LOS AUTORES QUE SON MAESTROS.

Ha cambiado sustancialmente nuestro ámbito de lectura. Tenemos miles de libros gratis a nuestra disposición, y existen los libros digitales. Esto no ocurría hace unos pocos años, y ha supuesto una revolución de cualidades impensables. Si queremos leer libros, tenemos a nuestro alcance toda clase de medios.

Club de lectura

Comienzo por el medio, para mí más querido. Son clubs, tanto presenciales como virtuales. Pueden discutir las lecturas en sus sesiones presenciales periódicas o hacerlo en sus blogs, son los maravillosos clubs de lectura. Están adquiriendo una gran importancia, en número y en calidad. Es la forma ideal para leer libros que no leerías de otra manera, para enriquecerte con los comentarios de los compañeros, para ver de nuevas maneras las formas y los fondos de las lecturas que se disfrutan. Son el arcano de la lectura, la lectura pasa de ser una afición individual para engrandecerse con una visión colectiva.

Otros medios son: la compra (en librerías, supermercados, mercadillos, tanto impresos como digitales); la donación, el préstamo. Para libros impresos o digitales

Descargas legales en sitios web

Hay muchos sitios donde descargar y leer miles de libros electrónicos gratis en español. El crecimiento de la lectura digital ha favorecido la búsqueda y descarga de libros electrónicos gratis a través de Internet. A pocos clics de distancia cualquier persona puede encontrar cientos y miles de libros electrónicos que esperan ser descargados, leídos y compartidos. Y es que cada vez más personas compaginan la lectura de libros en papel con la lectura electrónica, incluso hay personas que se han pasado por completo a la lectura a través de la pantalla.

Desde libros clásicos hasta libros de escritores noveles que quieren compartir sus obras contigo, pasando por libros de autores conocidos que han decido dejar en abierto su trabajo para favorecer su lectura.Por cierto, los principales formatos de descarga que permiten, además de la lectura a través del navegador, son el formato ePub, PDF y Mobi. Sin duda que una buena cantidad de libros en español a descargar y, lo que es más importante, de manera legal.

Algunas webs son mediante registro y en otras no es preciso. señalamos algunas a modo de ejemplo:

Bubok

Es una plataforma de edición independiente de libros en papel y libros electrónicos. En este sitio web hay acceso a miles de libros de autores noveles que se pueden descargar gratuitamente. Hay desde ensayos hasta literatura infantil y juvenil, además de libros de psicología, educación, biografía, poesía o cómics, entre otras temáticas

Amazon.

Amazon es una de las principales plataformas de venta de libros, tanto en papel como digital. Desde hace tiempo, y gracias a los propios autores de las obras, Amazon dispone de una amplia colección de libros electrónicos gratis que permite que cualquier persona se los pueda descargar, previo registro

Casa del Libro

Es una de las principales cadenas de librerías en España. Al igual que Amazon, también dispone de una variada selección de ebooks para su descarga gratuita. Estos pueden leerse, previo registro, desde la plataforma tagusbooks.com (empresa del grupo Casa del Libro), así como desde la app Tagus y tablets y eReaders de la marca.

El Libro Total

Más de 50.000 audiolibros y libros electrónicos gratis en streaming. El Libro Total es una biblioteca digital que permite la lectura de libros electrónicos a través de streaming. Es verdad que sus libros no se pueden descargar, pero gracias a su aplicación móvil pueden ser leídos desde dispositivos móviles (Smartphone, tablet, lector de libros electrónicos…). El Libro Total es una biblioteca especializada en obras clásicas libres de derechos de autor, lo cual permite que sea completamente gratuita

Biblioteca Digital Hispánica

Miles de libros digitalizados de acceso libre. La Biblioteca Digital Hispánica es la biblioteca digital de la Biblioteca Nacional de España. Proporciona acceso libre y gratuito a miles de documentos digitalizados, entre los que se cuentan libros impresos entre los siglos XV y XX, manuscritos, dibujos, grabados, folletos, carteles, fotografías, mapas, atlas, partituras, prensa histórica y grabaciones sonoras. La mayoría de sus obras digitalizadas se pueden descargar en PDF, JPEG y TXT, aunque también hay otras que se pueden descargar en formato ePub.

eBiblio

Las plataformas de préstamo digital de las bibliotecas públicas españolas. eBiblio es un servicio gratuito de préstamo de libros electrónicos en línea ofrecido a través de las bibliotecas públicas españolas. El servicio eBiblio es accesible 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año a través de internet y permite la lectura tanto en línea como a través de descarga. Dispone de una aplicación gratuita para dispositivos móviles que gestiona todas las actividades relacionadas con el préstamo y lectura de documentos. La colección de eBiblio incluye obras de ficción y no ficción para público adulto e infantil

LOS LIBROS QUE LEEMOS

Los niños están leyendo, no solo Harry Potter, también El Principito, los misterios de Amanda Black, Las Aventuras de los Cinco, toda clase de cuentos y fabulas clásicos. Cualquier cuento clásico (desde la Bella Durmiente a Barba Azul) trae consigo estas píldoras de conocimiento, esa forma filosófica de ver la vida. El mundo del entretenimiento no está reñido con el del aprendizaje de experiencias y valores. Y con el fortalecimiento de las propias capacidades.

Para escoger libros, tanto para niños como para jóvenes, es bueno dirigirnos a las paginas especializadas. Ellas difunden sus propios libros y otros con éxito. Entre otras : Planeta de Libros, La Casa del Libro…

Los adolescentes leen: también “Harry Potter” y “Mujercitas”, “La Historia del Mundo”, “Cuentos para entender el Mundo”, “El genio que llevas dentro” , “La Historia interminable”, “Orgullo y prejuicio” , “Matar a un ruiseñor”, La Princesa prometida”, “El Club De Las Zapatillas Rojas” “Arsenio Lupin”, “Animales fantásticos” “El señor de los Anillos “ “ Momo”…novelas juveniles sobre amistad, descubrimientos de la vida, romanticismo. En una fase más adelantada de la adolescencia pueden leer con más interés “El guardián sobre el centeno”, “El Mundo de Sofia”, “Drácula” o “El extranjero”.

 Los adultos leemos (libros más prestados en bibliotecas en 2018 al 2020) especialmente algunos libros de narrativa: “Patria”, “Más allá del invierno”, “El laberinto de los espíritus”, “Terra Alta”. Y muchos de novela de acción, novela negra, de aventuras y entretenimiento, que está teniendo mucho éxito:” “Todo esto te daré”. “El silencio de la Ciudad Blanca “ Eva”, “No mataras”, “Rey Blanco” “La red purpura”.

LOS AUTORES QUE ENSEÑAN SIEMPRE

Nuestros maestros, algunos de ellos: Cervantes, Shakespeare, Coethe, Jane Austen, Victor Hugo, Charles Dickens,Melville, Twain, y tantos otros.

Libros para comenzar a leer:

  • La casa de los espíritus – Isabel Allende. …
  • Yo, robot – Isaac Asimov. …
  • Tokio Blues – Haruki Murakami. …
  • Historias de cronopios y famas – Julio Cortázar. …
  • La Sombra del Viento – Carlos Ruíz Zafón.
  • Eduardo Mendoza y sus libros de humor
  • Gabriel Garcia Marquez Cien años de soledad…

DESARROLLAR EL HABITO DE LECTURA. ALGUNOS CONSEJOS. EXPERIENCIAS PERSONALES AL SERVICIO DEL LECTOR.

A continuación expongo algunos de los consejos más habituales para ayudar a iniciarse a la lectura a aquellas personas (sean hijos, cónyuges, padres o amigos) que permanecen lejos de esta afición ( y arte ). No por sabidos es menos importantes recordarlos:

  • Buscar libros en relación con la preferencias personales y edad.
  • Contar historias, inventadas o que se han leído, e intentar que con ellas se ideen otras.
  • Generar el hábito de la lectura en voz alta de cualquier tipo de texto: leerles o que ellos les lean a los adultos presentes. Implicando a los que no leen.
  • Contarles los diferentes beneficios que trae la lectura para ellos. Y que se han detallado en la primera parte de esta conferencia
  • Enseñarles las destrezas de la lectura. Escucharlos cuando leen y enseñarles a poner énfasis, a jugar con las palabras, a hacer juegos con ellas.
  • Ya que vivimos en una era en la que los jóvenes dedican gran cantidad de su jornada a los dispositivos electrónicos, como por ejemplo a sus smartphones, las computadoras, o Internet, entre otros.
    enseñarles que leer en estos dispositivos es fácil y rápido. Empezar por leer en smartphone es el comienzo de una buena rutina.
  • Leer algunos minutos por la noche No hace falta leer por horas, con algunos minutos cada noche verás que rápido comienza a forjarse este hábito. Lectores con gran experiencia aseguran que uno de los mejores momentos de la jornada para leer es la noche.Al principio debes leer todos o casi todos los días, aunque sean unos minutos, hasta conseguir el hábito.
  • Comenzar por libros cortos. Cuando no se tiene la lectura como un hábito, un libro demasiado largo puede resultar bastante desmotivador, e incitarnos a dejarlo.
  • Para siempre que lo necesites, resume si quieres, inventa otros contextos. Cambia de libro si te aburre. Llévalo a todas partes contigo. Anota si quieres, redacta resúmenes o conclusiones, preguntas o dudas.
  • Hazte socio de Bibliotecas y clubes de lectura. Déjate recomendar. Comenta tus lecturas en tus redes.
  • Aprende a evitar el aburrimiento de un viaje con un libro : cuando vas a estudiar, en transporte público, cuando estas esperando… si tienes un libro a mano ( en papel, e-book o móvil ) podrás pasar unos minutos en el reino de la imaginación.

EXPERIENCIAS PERSONALES AL SERVICIO DEL LECTOR

Queremos que nuestros hijos, niños o adolescentes lean, o nuestros amigos, o familiares o parejas. Pero para ello hay que transmitir pasión y ejemplo y es muy difícil tener tiempo y tranquilidad en estos días en que la vorágine del quehacer diario desarma la ilusión y agota los espíritus.

Lo cierto es que depende de nosotros crear en nuestros futuros lectores el hábito de leer, así que voy a dar algunas pautas que a mí me funcionaron. No es una experiencia que pueda ser extrapolable en todos los casos, o puede no ser aconsejable en otros. Pero puede arrojar alguna luz para que tu futuro lector se sienta invadido por esa curiosidad “inexplicable” que le arrastre a la lectura.

El ejemplo, siempre el ejemplo familiar. Todos aprendemos por imitación. En mi casa siempre se leía. Éramos muchos, todos compraban libros y los guardábamos en dos arcones, uno para niños, otro parea adultos. Yo era muy pequeña y podía ver a mi padre, que después de trabajar todo el día, se acostaba pronto para leer en paz, más de una hora, todos los días. Libros que tenían que ver con su profesión y libros de sus autores favoritos. Y tenían una pequeña biblioteca en su dormitorio, que compartía con mi madre, gran lectora también.

Crear espacios de lectura en casa y marcarse unas rutinas diarias

Además de las rutinas de mis padres para leer, una de las cosas que aprendí fue el respeto absoluto y prioridad que tenía el que estaba leyendo. Si alguien estaba leyendo en el salón, no se hablaba, no se molestaba. Si alguien hablaba de un libro que había leído, los demás escuchábamos, prestos a saber si podía ser un futuro libro para leer. “Está leyendo” era sinónimo de “Sé silencioso, respeta al que lee”.

                La lectura es una pasión, un tesoro en el baúl.

Mis hermanos mayores venían de fuera en el verano y dejaban los libros que habían comprado, en el baúl correspondiente, el de adultos, una vez leídos. Yo empecé con mi baúl, el de pequeños: álbumes de cromos y tebeos, continué por biografías de reinas y héroes de niños, fábulas y cuentos ilustrados, después por la colección Escelicer para niños, Las aventuras de los cinco, Las de las mellizas, Salgari, Julio Verne, Robin Hood…etc. Abrir el baúl, ver que siempre había libros para leer, tener a mi disposición todos aquellos tesoros de papel, que no sabia qué me iban a enseñar, se convirtió en una afición arrebatadora.

Crear la oportunidad: el baúl con libros siempre a mano para leer, que siempre haya una lista de libros que les pueda interesar, y cuando se nos acabe uno, sepamos que hay otro esperando. A mí el baúl de niños se me quedó pronto pequeño y cada vez me atraía más el baúl de los libros de adultos. Eso estaba prohibido, lo cual le añadía un aliciente más, con más fuerza si cabe en los adolescentes. Así que, a escondidas, empecé a leerlos. “Cayeron” Ana Karenina de Tolstoi, las Mil y una Noches en versión adulta, Madame Bovary de Flaubert, Farenheit 451 por Ray Bradbury, 1984 de George Orwell, Trópico de Cáncer de Miller y un montón de novelas de suspense, novela negra, mezcladas con Dante, Lorca, Pemán, Machado y Twain… Un verdadero galimatías.

Ponte en sus zapatos, conoce sus gustos Debemos escuchar, conocer las aficiones de nuestro querido futuro lector. Preguntar a su familia, amigos…sus gustos. Acompañarle en sus comienzos.

El niño o adolescente tiene que sentir tu pasión por la lectura, para poder contagiarse.

Con bastante paciencia, mi madre nos daba o contaba cuentos. Nos pedía, 2 o 3 veces a la semana una pequeña redacción. Sobre esos cuentos o sobre cualquier cosa que hubiera sucedido. Bajar al pueblo a hacer la compra, un día de tormenta, la merienda en el rio, el aburrimiento de las tardes de costura, para que sirven los árboles. Y, cuando las leíamos no iba diciendo, como quien no quiere la cosa: “vaya imaginación que tienes…muy buen vocabulario… y por qué no me cuentas más de la señora ésa”. De esta manera nos ponderaba nuestras pequeñas obritas de escritura que se convertían en lectura. Iba guiándonos de la mano hacia el siguiente libro, más a nuestro modo: romántico, de aventuras, de maquetas de aviones, comedia de risa, inventos, guerras. O, en el caso de adultos: novela, ciencia ficción, ensayo, poesía drama, comic, técnicos…

Leer el baúl adecuado. Pedir consejo y aconsejarle. En el club de lectura más próximo, en los grupos de padres, al profesor de literatura, a la biblioteca, librerías, las páginas especializadas. Pedir consejo y conocer los libros adecuados para su edad. Proponerle varios libros y dejarle elegir las lecturas: Cada libro está recomendado para una determinada edad. Elegir un libro fuera de la edad recomendada puede ser perjudicial para el niño al hacerle sentir que es demasiado difícil o fácil de entender o leer para él. Si elige el libro el futuro lector se sentirá más motivado para leerlo. Como cuando eliges tu ropa.
 

En mi caso, en el bachillerato, una profesora de literatura excelente que nos potenció la lectura, el comentario de texto y el hablar de todo lo que leíamos, me ayudó a colocar mi baúl mental literario, a darle un nombre, una generación, un siglo, un orden y un contexto a todo lo que había leído. Fui ordenando algo mi “inteligencia cognitiva” y dando sentido a todo lo que había leído. Con el tiempo iba aprendiendo a ponerme en el lugar de los personajes, a hablar con ellos, después con el autor. Y a escoger los libros por un orden determinado que mi corazón había ido preparando. Empecé siendo autodidacta y acabé viviendo la literatura según la época.

EL JUEGO ALREDEDOR DE LA LECTURA: DEL BAÚL AL TEATRO FAMILIAR

En casa, varias veces al año escenificábamos obritas sencillas de autores divertidos. O hacíamos ese gran invento del teatro leído. Agatha Christie o los Álvarez Quintero nos servían para pasar un rato muy agradable y darles suelta a nuestras lecturas. Si el futuro lector ve la lectura como un juego se sentirá más confortado y cómodo en ella. Con los pequeños podemos programar concursos de cuentos, lecturas a los muñecos, disfraces, dibujos o marionetas que representen los personajes. Es muy útil dramatizar las lecturas a los pequeños.

Llevar la lectura contigo siempre La lectura está contigo, llévalos con ella: A la biblioteca, a la Librería, a leer al parque, a leer en voz alta, diles que está leyendo aquella persona en el metro, o ese niño en el parque, o por qué ese libro tiene tanto éxito, habla de la lectura, de sus beneficios, de por qué la prefieres a la televisión. Contacta con foros de lectores que hablan de libros de la edad de la persona a la que vas a intentar que lea. Deja que hagan un espacio en casa para sus libros, Ayúdales a leer en familia, en voz alta, escenifica historias leídas. Yo recuerdo el “hambre” de libros que me ha acompañado siempre y que reconozco en los ojos de otros ávidos lectores. Hay una especie de adicción que acompaña al lector y es que se queda pegado a los tenderetes de libros, a los escaparates de las librerías, al título del libro que lleva aquella señora abierto en el auto ..

Quizás, en mi caso, porque, cuándo aprobábamos el curso, mi padre nos llevaba a la librería y nos dejaba, como regalo, escoger todos los libros que quisiéramos leer ese verano. Tintín, Astérix, aventuras de Gulliver, Ivanhoe o las novelas de Salgari o Julio Verne.

Quizás en el de otros, porque les costaba mucho conseguir un libro, acceder a la lectura o al tiempo y comodidad necesario.

ALGUNAS PARTICULARIDADES EN EL HABITO DE ADOLESCENTES

Los adolescentes no suelen leer ya, a los 14 años pasan de ser ávidos lectores de libros a las pantallas, las redes, los smartphones. Y su corteza cerebral acusa esta situación y  su vocabulario se empobrece, su empatía disminuye y sus posibilidades de futuro también.

Hasta los 14 son ávidos lectores, peo con la compra del primer móvil se pasan a las redes sociales y suelen abandonar la lectura.

Los datos avalan ese relato: el hábito de lectura de los niños españoles es muy alto hasta los 14 años. El 85,2% de los críos de seis a nueve años lee en su tiempo libre (tres horas y siete minutos a la semana); el 70,8% de los niños de 10 a 14 años tiene la misma costumbre.Sin embargo, sólo el 44,7% de los adolescentes de entre 15 y 18 años es lector. Esta es la situación y hay que procurar ponerla de nuestra parte. Nosotros, y los miembros del club de lectura no tuvimos que luchar contra unas pantallas que nos sirven las emociones sin digerir, ni pensar, que embotan nuestra capacidad de análisis y que nos gratifican de inmediato. Hay que ponerlos de nuestra parte.     

En mi última visita a los best seller del FNAC vi libros editados por jóvenes youtubers. En un recorrido, a vuelo de pájaro, por las librerías comerciales de la ciudad, los libros de Sebastián Villalobos, Germán Garmendia y Rubén Gundersen alias ‘El Rubius’, tres de los youtubers más famosos de Hispanoamérica, coinciden entre las novedades literarias. Sus libros, al igual que la popularidad que tienen entre los adolescentes de esta época, se parecen en fondo y forma: portadas a todo color en las que ellos aparecen de cuerpo entero; nombres escritos con letras en gran formato y consejos; fórmulas simples y prácticas de cómo llegar a ser un youtuber famoso. Frases inconmensurables “Puedo ser yo mismo también mientras vendo”. “Si tú quieres ser una zanahoria y te esfuerzas por conseguirlo, entonces sí, algún día podrás ser una zanahoria”. Este fenómeno, el de que el youtuber que tiene millones de seguidores, publique un libro, y que venda y tenga millones de lectores, se llama “Transmedialidad”.

Siento mucho decir esto. Pero si vuestro hijo adolescente no quiere leer, si solo quiere leer lo que dicen los youtubers, empezad por eso. Meteros en ello, acompañarle, comentarlo, ver por qué le gusta, tirar de su ovillo…No hay puertas de entrada malas para el hábito de la lectura. O, mejor aún. Ninguna puerta es errónea para comenzar a leer. Conocerles nos va a permitir sugerir otros libros, con mensaje parecido, pero escritos de otra forma, y en todo caso, nos acercaremos a ellos. Nos pondremos en sus zapatos. Quién sabe si el youtuber no les acerca a otra forma de leer.

Los libros ahora son gratis, los descargas en dispositivos, están a nuestro alcance y los jóvenes se meten en redes. ¿Por qué no en blogs de lectura para jóvenes? Hay best sellers para jóvenes adolescentes, Moccia, Blue Jeans son para esa edad, hasta los 16 años. O los famosos foros de Laura Gallego [6], una estupenda escritora para adolescentes, creadora de mundos imaginativos y ricos en fantasía. Ahora hay mucha literatura para adolescentes y prefieren el papel (como estudian en pantalla, prefieren no asociar la lectura al estudio). Antes pasábamos directamente de la literatura infantil a los clásicos, ahora hay una gran variedad de literatura juvenil.

CONCLUSIONES

Hemos detallado todos los beneficios de la lectura, como veis hay suficientes motivos para leer, empezar a leer o continuar leyendo aunque , como dice Borges, no se puede conjugar en imperativo el verbo leer, Nadie puede conjugar el verbo leer en imperativo, como tampoco el amar o el de soñar ,dice Borges.

 Pero hay suficientes motivos para intentarlo. Nos hace mejores y nos hace más compasivos y comprensivos. E s , como decia newton, ir subido a hombros de gigantes, nos hace ver más y más lejos.

Adelante, ánimo y a ello.

“Un lector vive mil vidas antes de morir. El que nunca lee solo vive una”. George R.R. Martin. Pàrafraseando a Nicholson “Si leemos, sabemos que no estamos solos.”

Gracias.


[1] Esto es lo que señala el último Barómetro, de 2021,de Lectura de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte. Que el 64,4% de los españoles leyó libros como una forma de ocio. El 52,7%, lo hizo con una frecuencia al menos semanal. Mejoramos el barómetro de 2020, y en relación con hace 10 años hemos subido 15 puntos. Hemos mejorado, pero aún queda un alto porcentaje que no lee. El 35,6. Los que no leen señalan que no tienen tiempo. Seguido de la falta de interés o las preferencias por otras actividades de ocio (pasear, aficiones, descansar, ver tv o escuchar la radio. Leen más las mujeres que los hombres, salvo a partir de los 65 años. Mas los que han finalizado los estudios. Leen más las comunidades autónomas de Madrid, País Vasco, Navarra, Cataluña, La Rioja y Aragón.

[2] Somos la cuarta o quinta potencia editorial pero no podemos decir que estamos entre los cinco países más lectores», apunta el presidente de la FGEE, Daniel Fernández. El puesto líder lo ocupa EE.UU., seguida por este orden de China, Alemania, Japón, Francia, Reino Unido, Italia, España, Brasil, India, Canadá, Corea del Sur, Rusia, Australia, Turquía, Holanda, Polonia, Bélgica, Noruega y Suiza. En cuanto a los más lectores, ocupamos el número 20, después de países como : India Tailandia, China, Filipinas, Egipto, Checa, Suecia, Francia Honk Kong.

[3]https://www.elnorte.ec/leonor-bravo-madre-lectura-ninos/ Leonor Bravo escritora infantil.

[4] https://www.elisayuste.com/leer-seis-minutos-reduce-los-niveles-de-estres/

[5] Daniel Goleman “Inteligencia Emocional”, “El poder de la inteligencia emocional”, “El cerebro y la inteligencia emocional”. Elena del Pilar Jiménez: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-psicodidactica-243-estadisticas-S1136103418301539. Otros “Emoción y Motivación”.

[6] Laura Gallego ocupa un lugar de honor entre los autores de literatura infantil y juvenil de nuestro país. Doctora en Filología Hispánica por la Universidad de Valencia, empezó a escribir a la temprana edad de once años. Finis Mundi, la primera novela que publicó, obtuvo el premio El Barco de Vapor, galardón que volvería a ganar tres años más tarde con La leyenda del Rey Errante. Además de algunos cuentos infantiles, Laura Gallego ha firmado hasta el momento veintisiete novelas, entre las que destacan Crónicas de la Torre, Dos velas para el diablo, Donde los árboles cantan, distinguida con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, El Libro de los Portales y su aclamada trilogía Memorias de Idhún. En 2011, Laura Gallego recibió el Premio Cervantes Chico por el conjunto de su obra. Las novelas de Laura Gallego han vendido solo en España tres millones de ejemplares y han sido traducidas a dieciséis idiomas.Memorias de Idhún es una trilogía de fantasía que transcurre en varios mundos: la Tierra, Limbhad y, por supuesto, Idhún, el mundo de los tres soles y las tres lunas.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

𝗟𝗼𝘀 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿𝗲𝘀 𝗮𝗹𝘂𝗺𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝗺𝘂𝗻𝗱𝗼, 𝗹𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗘𝘅𝗽𝗲𝗿𝗶𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮. 𝗖𝗼𝗻𝗰𝗿𝗲𝘁𝗮𝗺𝗲𝗻𝘁𝗲, 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝘀𝗲𝗱𝗲 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗣𝗦𝗔 ( 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗣𝗼𝗻𝘁𝗶𝗳𝗶𝗰𝗶𝗮 𝗱𝗲 𝗦𝗮𝗹𝗮𝗺𝗮𝗻𝗰𝗮), 𝗹𝗼𝘀

Leer más »