Skip to content

DLM recomienda:”๐„๐ฅ ๐ฉ๐ž๐ฅ๐ข๐ ๐ซ๐จ ๐๐ž ๐ž๐ฌ๐ญ๐š๐ซ ๐œ๐ฎ๐ž๐ซ๐๐š” de Rosa Montero

La autora, Rosa Montero , partiendo de un estudio pormenorizado de la mente de muchos creadores y de la suya propia, examina la relaciรณn plausible y posible entre mente creativa y mente dislocada.

Es una bรบsqueda amena, documentada, que se desliza con facilidad e increรญble lucidez por los abismos y cimas de las vidas de autores y artistas.
Su anรกlisis de la influencia y consecuencias de la lucidez creadora en la inestabilidad mental es magistral, y envuelve en tolerancia, comprensiรณn y aceptaciรณn el universo humano de la enfermedad mental.
โ€ข TรTULO:๐„๐ฅ ๐ฉ๐ž๐ฅ๐ข๐ ๐ซ๐จ ๐๐ž ๐ž๐ฌ๐ญ๐š๐ซ ๐œ๐ฎ๐ž๐ซ๐๐š
โ€ข AUTOR: Rosa Montero
โ€ข Aร‘O DE PUBLICACIร“N: 2022
โ€ข Gร‰NERO: Narrativa
โ€ข EDITORIAL: Seix Barral

Un libro con un discurso intenso, original y razonado, que nos lleva a imaginar el cerebro del artista, sus variados desรณrdenes mentales y los avatares personales y vitales de muchos de nuestros autores amados y reconocidos. Entre ellos, la autora dedica una especial atenciรณn a los escritores Silvia Plath, Bukowski, Emily Dickinson o Doris Lessing.
Como dice la Rosa Montero โ€œ๐™จ๐™š๐™ง ๐™ง๐™–๐™ง๐™ค ๐™ฃ๐™ค ๐™š๐™จ ๐™ฃ๐™–๐™™๐™– ๐™ง๐™–๐™ง๐™ค, ๐™ก๐™ค ๐™ซ๐™š๐™ง๐™™๐™–๐™™๐™š๐™ง๐™–๐™ข๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™š ๐™ง๐™–๐™ง๐™ค ๐™š๐™จ ๐™จ๐™š๐™ง ๐™ฃ๐™ค๐™ง๐™ข๐™–๐™กโ€.
Las citas, muchas y muy bien traรญdas al curso del relato, lo hacen aรบn mรกs ameno y relevante.
El trabajo de estudio psicolรณgico de los autores y obras citadas justifican por sรญ mismos la lectura del mismo.
Se habla de casi todo lo que relaciona la cordura, la locura y la creaciรณn artรญstica. Los ataques de pรกnico, enfermedades psiquiรกtricas y sus terribles tratamientos de tiempos no tan pasados, alcoholismo, drogadicciรณn, suicidio, traumas infantiles, problemas en las relaciones sociales, la pasiรณn desmedida, las vidas martirizadas de los artistas que mรกs han tocado el alma con sus obras.
Buscando siempre “๐™‡๐™– ๐™›รณ๐™ง๐™ข๐™ช๐™ก๐™– ๐™ž๐™ข๐™ฅ๐™ค๐™จ๐™ž๐™—๐™ก๐™š ๐™™๐™š๐™ก ๐™š๐™ฆ๐™ช๐™ž๐™ก๐™ž๐™—๐™ง๐™ž๐™ค, ๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™ง๐™š ๐™ก๐™– ๐™˜๐™ง๐™š๐™–๐™˜๐™žรณ๐™ฃ ๐™ฎ ๐™ก๐™– ๐™˜๐™ค๐™ง๐™™๐™ช๐™ง๐™–”.

๐๐จ๐ฌ ๐ž๐ง๐œ๐š๐ง๐ญ๐š: La normalizaciรณn de los desรณrdenes mentales, al incardinarlos en la vida creativa y en los dรญas normales y azules de muchas personas, asรญ como el hecho de considerarlos como una especie de don de
“compensaciรณn” de otras cualidades. Idea muy original.

๐—ฃ๐—ฒ๐—ป๐˜€๐—ฎ๐—บ๐—ผ๐˜€: En cuanto a los elementos autobiogrรกficos que la autora nos va desgranando, con curiosidad y frescura , creemos que sรญ existiรณ la โ€œotraโ€ Rosa Montero, pero no sabemos,( ni la autora quiere que sepamos), hasta que punto es real y hasta quรฉ punto es la “poseedora vicaria de la inestabilidad mental que le hubiera caรญdo en suerte a la autora” en el baile de las hadas madrinas con dones extraรฑos.

๐˜š๐˜ฆรฑ๐˜ข๐˜ญ๐˜ข๐˜ฎ๐˜ฐ๐˜ด: A nuestro parecer, todos los humanos que trabajamos con ilusiรณn, tenemos el donโ€ de las hadasโ€ al que se refiere Montero. Pues hemos visto mรฉdicos, profesores, abogados o decoradores, fontaneros, carpinteros y electricistas, por citar sรณlo algunas profesiones u oficios, contemplar con verdadero รฉxito y arrobo una obra creada por ellos. O destrozar sus noches y su vida por no conseguirlo. No creemos que esto sea un don exclusivo de los artistas. Pero los artistas tienen a Rosa Montero para escribir de ello, esa es la gran diferencia.
————————————-
Como dijo ๐€๐ง๐๐ซรฉ ๐๐ซ๐ž๐ญ๐จ๐ง, ๐š๐ฎ๐ญ๐จ๐ซ ๐๐ž๐ฅ ๐ฆ๐š๐ง๐ข๐Ÿ๐ข๐ž๐ฌ๐ญ๐จ ๐ฌ๐ฎ๐ซ๐ซ๐ž๐š๐ฅ๐ข๐ฌ๐ญ๐š, ๐œ๐ฎ๐ฒ๐š ๐Ÿ๐จ๐ญ๐จ ๐œ๐จ๐ง ๐จ๐ญ๐ซ๐จ๐ฌ ๐š๐ซ๐ญ๐ข๐ฌ๐ญ๐š๐ฌ ๐ข๐ฅ๐ฎ๐ฌ๐ญ๐ซ๐š ๐ž๐ฌ๐ญ๐š ๐ซ๐ž๐œ๐จ๐ฆ๐ž๐ง๐๐š๐œ๐ขรณ๐ง, โ€œ๐๐จ ๐ฌ๐ž๐ซรก ๐ž๐ฅ ๐ฆ๐ข๐ž๐๐จ ๐š ๐ฅ๐š ๐ฅ๐จ๐œ๐ฎ๐ซ๐š ๐ฅ๐จ ๐ช๐ฎ๐ž ๐ง๐จ๐ฌ ๐จ๐›๐ฅ๐ข๐ ๐ฎ๐ž ๐š ๐›๐š๐ฃ๐š๐ซ ๐ฅ๐š ๐›๐š๐ง๐๐ž๐ซ๐š ๐๐ž ๐ฅ๐š ๐ข๐ฆ๐š๐ ๐ข๐ง๐š๐œ๐ขรณ๐ง.

ยฟTe ha gustado este artรญculo?

Compรกrtelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artรญculos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

๐—Ÿ๐—ผ๐˜€ ๐—บ๐—ฒ๐—ท๐—ผ๐—ฟ๐—ฒ๐˜€ ๐—ฎ๐—น๐˜‚๐—บ๐—ป๐—ผ๐˜€ ๐—ฑ๐—ฒ๐—น ๐—บ๐˜‚๐—ป๐—ฑ๐—ผ, ๐—น๐—ผ๐˜€ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—จ๐—ป๐—ถ๐˜ƒ๐—ฒ๐—ฟ๐˜€๐—ถ๐—ฑ๐—ฎ๐—ฑ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—˜๐˜…๐—ฝ๐—ฒ๐—ฟ๐—ถ๐—ฒ๐—ป๐—ฐ๐—ถ๐—ฎ. ๐—–๐—ผ๐—ป๐—ฐ๐—ฟ๐—ฒ๐˜๐—ฎ๐—บ๐—ฒ๐—ป๐˜๐—ฒ, ๐—ฒ๐—ป ๐—น๐—ฎ ๐˜€๐—ฒ๐—ฑ๐—ฒ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—จ๐—ฃ๐—ฆ๐—” ( ๐—จ๐—ป๐—ถ๐˜ƒ๐—ฒ๐—ฟ๐˜€๐—ถ๐—ฑ๐—ฎ๐—ฑ ๐—ฃ๐—ผ๐—ป๐˜๐—ถ๐—ณ๐—ถ๐—ฐ๐—ถ๐—ฎ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—ฆ๐—ฎ๐—น๐—ฎ๐—บ๐—ฎ๐—ป๐—ฐ๐—ฎ), ๐—น๐—ผ๐˜€

Leer mรกs ยป