Skip to content

DLM habla con la escritora y madre dominica Sor María Isabel Lora

Sor María Isabel Lora, madre dominica y escritora, nació en Badules (Zaragoza). Ingresó como Dominica en mil novecientos sesenta y uno, actualmente reside en el monasterio de las Madres Dominicas de Nuestra Señora del Rosario de Daroca.

 Ha publicado varios libros de gran éxito editorial: “El puchero de las monjas”, “La botica de Sor Isabel”, “Los dulces de las monjas “, “Los mejores postres del monasterio”, “Cocina familiar: Menú para todos los días “, “La cocina de las monjas 365 menús sencillos “.

 
DLM: ¿Como una monja dominica, con todo el trabajo que tiene que hacer en el monasterio, que se ocupa de la cocina del convento, del bordado de manteles y lienzos, y de todo lo que haya que hacer, tiene todavía tiempo de poder escribir sobre aquellos conocimientos esenciales y de amor a los productos de la naturaleza y a la cocina que posee? ¿Cuál es el secreto de poderlo compaginar?

SMIL: Para mí, el secreto último es la ayuda de la Virgen y de Dios, por supuesto. Sin eso no hubiera podido hacerlo. Pero, con esta ayuda, me lancé, con un motivo muy concreto y fue el proceso de beatificación de la Madre Teresa. Se necesita mucho desembolso y hay muchos gastos en una beatificación. El director de la Editorial Plantea me animó, nos dijo si queríamos escribir algo, pero ninguna en el convento quería y se metió conmigo, por si me animaba a escribir algo sobre cocina. Yo me quedé un tiempo pensando y me dije “si es por la Madre Teresita, pues me lanzo”. Y así pasó la cosa.


DLM: En sus libros recoge recetas y usos sencillos, sorprendentes y artesanales en relación a las comidas, los dulces, los postres y las boticas naturales, En la introducción a “La botica …” dice Vd.: “Dios ha creado al ser humano para que viva rodeado de naturaleza. Si, por un momento cerramos los ojos, sentiremos la presencia divina, en el susurro de un animal, en la fuerza de los truenos, en la hermosura y fragilidad de una flor, en la reciedumbre de un tronco de árbol majestuoso o en la inmensidad del cielo azulado”.

¿Considera que es importante mantener el vínculo con los productos que la naturaleza nos ofrece y que podemos beneficiarnos de toda su sabiduría para nuestra salud?

SMIL: Totalmente, la cocina casera y los productos naturales nos ayudan a una buena salud. En todo lo que hacemos de forma natural, nos acercamos a la madre naturaleza. Por eso mis libros recogen recetas basadas en productos de la huerta, o del campo, preferiblemente. Además, hay algo que he comprobado y es que la cocina familiar mantiene unida a la familia. Se reúne la familia en el entorno de la cocina. Y eso es bonito y necesario.

 DLM: ¿Cómo afrontó el hecho de ser una consumada escritora, el éxito, las entrevistas y su relación con el entorno de lectores que tiene?.

SMIL: Ahí si que estoy asombrada, porque yo no me esperaba semejante cosa. Para mí, eso fue demasiado. Pero los periodistas (que yo les tenía un poquitín de miedo) fueron encantadores, y me encontré como si fuéramos familia. Me preguntaban y yo les contestaba sencillamente, lo que a mí me parecía, y así fue todo, de forma natural y sencilla.



DLM: ¿Cómo se encuentran ahora en el convento, en estos momentos- en que acaban de celebrar los quinientos años de la Fundación de las Madres Dominicas en Daroca- y en que existen problemas de subsistencia en los conventos de vida contemplativa, como la escasez de vocaciones?

SMIL: Todas aquí nos encontramos felicísimas. Somos ahora menos monjas, cuatro de ellas son de fuera de España (dos de Kenia y dos de Madagascar). Pero en sí la Comunidad, feliz totalmente. Vivimos con nuestras pequeñas pagas y además un obrador de pastas, que con la pandemia ha bajado bastante, pero que para nosotras es suficiente. Vivimos sin preocupación, siempre de forma austera y pobre, es nuestra elección.

En cuanto al aniversario de los 500 años de la fundación de nuestro Convento de Nuestra Señora del Rosario en Daroca, estamos muy orgullosas, significa que no se ha abandonado en todos esos años, salvo un corto tiempo en el que se dejó. Ni siquiera en la Guerra Civil, que el entonces alcalde (D. Gregorio), se puso delante de nuestra puerta para que no tuviéramos que dejarlo.

Este aniversario, celebrado el pasado año 2022, lo hemos vivido felices, estamos agradecidas y asombradas. Todos los meses hemos tenido algún acto. Nos han ayudado todos los sacerdotes muchísimo, el Sr. Obispo, todo el pueblo de Daroca nos ha arropado, Todo lo que podamos decir, acerca del agradecimiento que tenemos, es poco.  La exposición que se ha hecho, comisariada por Pascual Sánchez, al que damos las gracias, con la colaboración del Ayuntamiento y de todas las personas que nos han aportado objetos, ayuda, presencia y ánimo.

Nosotras solo queríamos una celebración menor, una cosica, pero, hija mía, se lanzaron todos, y ha sido una gran celebración.


DLM: Que les pide a las personas de Daroca de Aragón y de España en relación a la la supervivencia del monasterio y de los demás lugares especiales de interés religioso que existen en nuestro país.

SMIL: Yo les pediría que vivieran más la fe. Si tenemos fe, Dios nos ayuda. También diría que Dios habla, y llama. Lo que ocurre es que no se le escucha. Eso es algo muy importante para la sociedad de hoy.




DLM: Cuál es la parte más importante en la vivencia de la fe dentro de los muros de un convento de clausura y cuál es la parte más gratificante.

SMIL: Cuando se vive en Dios, esto no es duro. La parte más importante de nuestra dedicación es la oración. Porque hemos venido aquí para pedir por todo el mundo. Además de esto, la convivencia es muy buena, nos queremos muchísimo las hermanas que estamos, yo imagino que en todas las comunidades pasará lo mismo. Eso nos ayuda a ser más , a vivir más nuestra vida en Dios. Tenemos seis horas de coro, cinco de trabajo y el tiempo restante para las labores de comunidad.




DLM: ¿Qué les diría a las personas mayores, tanto los que viven en vida contemplativa como los que viven en la sociedad normal, para mantenerse en forma física psicológica y espiritualmente?

SMIL: Tanto para unos como para otros, que vivan en la presencia de Dios. Y en cuanto a la cosa psicológica, que no se abajen. Que vivan con la esperanza y la ilusión de que son jóvenes.




DLM: Unas palabras para el pueblo de Daroca y para el Club de Lectura (donde tienen sus libros) así como para los lectores y seguidores de sus publicaciones.

SMIL: A la gente de Daroca, que vivan con la fe que tienen en el Santísimo Misterio. Les agradecemos mucho el cariño que nos tienen y que siempre nos demuestran, y como nos miman. Que nosotras seguiremos rezando por todo Daroca, si lo hacemos por el mundo, por Daroca muchísimo más.

Y para los lectores que adelante que gracias por su ayuda y por leernos. Y que les deseamos mucha felicidad y ánimo.



Daro9ca 2022.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

𝗟𝗼𝘀 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿𝗲𝘀 𝗮𝗹𝘂𝗺𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝗺𝘂𝗻𝗱𝗼, 𝗹𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗘𝘅𝗽𝗲𝗿𝗶𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮. 𝗖𝗼𝗻𝗰𝗿𝗲𝘁𝗮𝗺𝗲𝗻𝘁𝗲, 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝘀𝗲𝗱𝗲 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗣𝗦𝗔 ( 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗣𝗼𝗻𝘁𝗶𝗳𝗶𝗰𝗶𝗮 𝗱𝗲 𝗦𝗮𝗹𝗮𝗺𝗮𝗻𝗰𝗮), 𝗹𝗼𝘀

Leer más »