Skip to content

DLM habla con…el escritor Alejandro Corral

En las Jornadas de Literatura y Ciencia desarrolladas en el mes de septiembre en Daroca (Zaragoza), DLM tuvo la oportunidad de entrevistar a algunos de los autores españoles de novela histórica más destacados de nuestro tiempo. Gracias a los organizadores[1] y a los entrevistados por su amabilidad.

Jornadas en Daroca

Entrevistamos hoy a Alejandro Corral Orea (“El desafío de Florencia”, “La dama del Prado” “Batallador”, “El Cielo de Nueva York”).

DLM: ¿En qué momento decide dedicarse a la creación literaria?

AC: El momento en que decido empezar a escribir es en el invierno de 2013. Porque en 2012 acabo los estudios, con 22-23 años, y es el momento más dilatado de la crisis financiera. Recuerdo que, entonces, había un 27% de paro general en España y más de un 60%, específicamente, de paro juvenil. Los jóvenes teníamos trabajos precarios, de un mes, no había forma de conseguir un trabajo estable, daba igual el currículum de la persona. Entonces, ante esa situación me dije: “Bueno, por qué no aprovecho la crisis como una oportunidad (siempre se habla de esto en las crisis dentro de los ciclos económicos). Tengo la oportunidad del tiempo libre, para intentar escribir. T fue entonces “gracias” a la crisis, cuando empecé a escribir”.

DLM: ¿Y cuál es el momento, dentro de la aventura de escribir, en el que se encuentra más cómodo? ¿Cuándo tiene la idea, cuando busca la documentación, o bien cuando empieza a plasmarla en el folio, o quizás al finalizar de escribir la novela?

AC:  En el momento en que surge la idea. Ese momento en que aparece esa pequeña luz, en el fondo de la cabeza. Y dices:” ¡Anda!”. De repente, te yergues, y esa luz se va haciendo más y más grande; luego vas desarrollando personajes, la trama. En algunos casos, hay tramas que se desechan, pero otras en las que la luz es inmensa, en mi apreciación personal.

DLM: ¿Dónde se encuentra más cómodo: en la novela histórica como “El desafío de Florencia” o “El batallador”, o en la novela actual de ficción como“La dama del Prado” o “El cielo de Nueva York”?

AC: Me encuentro más cómodo en la novela contemporánea.

 Las novelas históricas que he escrito han sido “Batallador”, en colaboración con mi padre, José Luis Corral, Y en solitario “El desafío de Florencia”.

En la novela histórica hay tantos datos, documentación y fuentes que manejar, que resulta abrumador. Para escribir una obra histórica, recuerdo tener pilas y columnas de libros de consulta, que llegaban hasta el techo, para utilizar y consultar continuamente. Con dificultades añadidas como, por ejemplo, que debes escoger entre fuentes contradictorias. Puedes encontrar ocho fuentes que dicen que fulano nació en el 1500 y otras dos dicen que no, que fue en el 1502.  ¿Cuál escoger?, eso es complicado. No saber qué fuentes debes descartar, y, como mi formación no es la de historiador, por mucho que haya leído o mucho que investigue, finalmente me resulta más cómoda la novela contemporánea.

DLM: ¿Qué le animó a preferir la escritura por encima de su formación académica, que es la de licenciado en Dirección de Empresas? ¿Y arriesgarse, dando ejemplo de coraje, a una creación literaria histórica o de ficción?

Alejandro Corral firmando autógrafos en Daroca

 AC: Tres cosas:

La primera, la crisis financiera, de la que ya hemos hablado, y que, convertida en oportunidad, me permitió tener ese tiempo.

Otra: en mi casa siempre ha habido miles de libros que leer, y, paralelamente, en mi infancia no existían las Tablet, que vinieron justo después, por suerte para mí. Tenía a mi disposición libros y CDs de música, no pasé tanto tiempo en internet como pudiera haberlo pasado en otras condiciones

Y, finalmente, recuerdo leer, dentro de mis mejores momentos de soledad, la soledad de las 8 de la tarde en mi habitación, como lector, en mi infancia (además de los amigos y los deportes), en mi generación, con 12 o 13 años, a Manolito Gafotas y toda la época de Harry Potter. Harry Potter fue todo un mundo de descubrimientos: Cuando el niño mago tenía 12 años, mi generación también los tenía. Fue creciendo, y cuando él tenía 14, nosotros también. Ver ese universo de literatura, en unos cuantos miles de páginas a esa edad, pensé “esto es precioso”.

DLM: Unas palabras para la gente de Daroca y para su club de lectura.

AC: Ya sabéis que yo he pasado aquí buena parte de mi infancia. Ahora, cada vez vengo más; cada vez que puedo vengo, sólo o con mi pareja. Y, como palabras para Daroca: Yo quiero jubilarme aquí

Y, para el Club de lectura de Daroca, recordarle que hace tiempo que no voy. Estuve con “El Cielo de Nueva York”, antes de la pandemia, creo recordar. Pero con “El desafío de Florencia” y con “La dama del Prado”, que son los últimos, creo que no he estado. Así que las palabras son que, por favor, me inviten para presentárselos.

1: Fundación para el Desarrollo de la Comarca de Daroca, Comarca de Daroca, Centro de Estudios darocenses, Ayuntamiento de Daroca.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

𝗟𝗼𝘀 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿𝗲𝘀 𝗮𝗹𝘂𝗺𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝗺𝘂𝗻𝗱𝗼, 𝗹𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗘𝘅𝗽𝗲𝗿𝗶𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮. 𝗖𝗼𝗻𝗰𝗿𝗲𝘁𝗮𝗺𝗲𝗻𝘁𝗲, 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝘀𝗲𝗱𝗲 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗣𝗦𝗔 ( 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗣𝗼𝗻𝘁𝗶𝗳𝗶𝗰𝗶𝗮 𝗱𝗲 𝗦𝗮𝗹𝗮𝗺𝗮𝗻𝗰𝗮), 𝗹𝗼𝘀

Leer más »