Skip to content

MALDITA LA GANA (pensamientos de pandemia)

..Qué tengo de llamar al médico. No va a venir a verme, me va a dar una hora extraña para llamarme y, cuando lo haga, en su voz tensa y apretada, me va a transmitir la sensación de ser un protozoo incordiante, que sólo llamo por medicinas, cuando otros se están debatiendo en la UCI entre vida y muerte.

…Que tengo de llamar a mis hijos, que están que se suben por las paredes, uno en ERTE y otro en teletrabajo, con los niños en casa porque ha habido un positivo en su clase, y sin saber si acabarán en el paro, ni a qué atenerse en este mundo inseguro que nos ha traído el bicho.

…Que tengo de llamar a los amigos, que andan enfadados consigo mismos porque no se puede salir a tomar unos vinos, sólo a pasear, pero hace frio y llueve. No hay cafetería abierta que te pueda ofrecer su calor y recogimiento para leer, tomar un café o conversar de todo aquello que ahora recordamos como esencial.

…Que tengo de leer, escribir o cocinar, de vivir, si no voy a ver a nadie en meses, ni a ver a mis nietos riendo en casa, ni a mi gente para comentar las últimas novedades.

Y sin embargo, aquí estoy cuidando las plantitas, aprendiendo photoshop y con llamadas colectivas en las que cualquier observación causa una risa descontrolada. 

La vida sigue y me espera a la vuelta de la esquina. Me voy a vestir para ella.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

𝗟𝗼𝘀 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿𝗲𝘀 𝗮𝗹𝘂𝗺𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝗺𝘂𝗻𝗱𝗼, 𝗹𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗘𝘅𝗽𝗲𝗿𝗶𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮. 𝗖𝗼𝗻𝗰𝗿𝗲𝘁𝗮𝗺𝗲𝗻𝘁𝗲, 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝘀𝗲𝗱𝗲 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗨𝗣𝗦𝗔 ( 𝗨𝗻𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱 𝗣𝗼𝗻𝘁𝗶𝗳𝗶𝗰𝗶𝗮 𝗱𝗲 𝗦𝗮𝗹𝗮𝗺𝗮𝗻𝗰𝗮), 𝗹𝗼𝘀

Leer más »