Skip to content

Rosa Montero : ๐—ก๐—ผ ๐˜๐—ฟ๐—ฎ๐˜๐—ฒ๐—บ๐—ผ๐˜€ ๐—ฎ ๐—น๐—ผ๐˜€ ๐˜ƒ๐—ถ๐—ฒ๐—ท๐—ผ๐˜€ ๐—ฐ๐—ผ๐—บ๐—ผ ๐—ผ๐—ฏ๐˜€๐—ผ๐—น๐—ฒ๐˜๐—ผ๐˜€ ๐—ต๐˜‚๐—ฒ๐˜€๐—ผ๐˜€ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—ฎ๐—ฐ๐—ฒ๐—ถ๐˜๐˜‚๐—ป๐—ฎ๐˜€.

Los avances tecnolรณgicos nos dejan al margen. Habilidades que tienen nuestros nietos no las tenemos nosotros.
Y encima esto irรก a peor porque los mayores somos cada vez mรกs.
La autora anima a paliar urgentemente la distancia digital que existe entre las necesidades de los mayores y su resoluciรณn por la misma vรญa.
Las “apps”, la comunicaciรณn bancaria, las Administraciones Pรบblicas, todos “conspiran” para que el mayor no digital se quede solo y a la voluntad discrecional del interlocutor de turno.
ยฟNos creemos que no pasarรก a las siguientes generaciones, se creen mรกs sabias, no saben que el proceso va a ser exponencial ?.

Como dice la autora : “El creciente odio a los mayores es un prejuicio que va devorando nuestras entendederas como una larva insidiosa”

Y nosotros aรฑadimos : Lo que hagamos con los mayores, serรก lo que hagan con nosotros. Y el respeto intergeneracional es el que abre las puertas de una nueva sociedad.

Gracias @Rosa Montero

ยฟTe ha gustado este artรญculo?

Compรกrtelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artรญculos relacionados

Quien quiera saber, a Salamanca a aprender.Y si eres mayor, la Universidad de la Experiencia es tu lugar

๐—Ÿ๐—ผ๐˜€ ๐—บ๐—ฒ๐—ท๐—ผ๐—ฟ๐—ฒ๐˜€ ๐—ฎ๐—น๐˜‚๐—บ๐—ป๐—ผ๐˜€ ๐—ฑ๐—ฒ๐—น ๐—บ๐˜‚๐—ป๐—ฑ๐—ผ, ๐—น๐—ผ๐˜€ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—จ๐—ป๐—ถ๐˜ƒ๐—ฒ๐—ฟ๐˜€๐—ถ๐—ฑ๐—ฎ๐—ฑ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—˜๐˜…๐—ฝ๐—ฒ๐—ฟ๐—ถ๐—ฒ๐—ป๐—ฐ๐—ถ๐—ฎ. ๐—–๐—ผ๐—ป๐—ฐ๐—ฟ๐—ฒ๐˜๐—ฎ๐—บ๐—ฒ๐—ป๐˜๐—ฒ, ๐—ฒ๐—ป ๐—น๐—ฎ ๐˜€๐—ฒ๐—ฑ๐—ฒ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—น๐—ฎ ๐—จ๐—ฃ๐—ฆ๐—” ( ๐—จ๐—ป๐—ถ๐˜ƒ๐—ฒ๐—ฟ๐˜€๐—ถ๐—ฑ๐—ฎ๐—ฑ ๐—ฃ๐—ผ๐—ป๐˜๐—ถ๐—ณ๐—ถ๐—ฐ๐—ถ๐—ฎ ๐—ฑ๐—ฒ ๐—ฆ๐—ฎ๐—น๐—ฎ๐—บ๐—ฎ๐—ป๐—ฐ๐—ฎ), ๐—น๐—ผ๐˜€

Leer mรกs ยป